Login
Forgot Your Password?
logo_kd
¿Te he visto en otro lado?
Category:
  Ethics     Expert Media      Technology      ICT    
Published:
11/04/2013
textos

La compleja tarea de reconocer las fuentes bibliográficas en la gran nube.

Relataré una situación que se me reitera con frecuencia en mis visitas por los más diversos sitios web. Tal vez, considerados lectores, se sientan identificados.

Suelo navegar por internet siguiendo las recomendaciones de los redactores de artículos y sus lectores, saltando de link a link, de "sitios amigos" a "enlaces recomendados", leyendo de manera exploratoria las secciones, los títulos de los artículos y sus introducciones. Siempre enfocado en seguir la temática de interés. De pronto, una frase me suena familiar. Leo con detenimiento la oración, el párrafo, visualizo las imágenes y algo me dice que esto ya lo leí; y no sólo eso, sino que fue hace bastante tiempo y no precisamente en el sitio en el que me encuentro. Para este tipo de vacilaciones no hay mejor remedio que una prueba de veracidad. Esta consiste en copiar un fragmento del texto y pegarlo en un buscador (entre comillas), y voilà!: la decena de resultados arrojados nos dicen que este artículo es un "refrito".

En la web todo se duplica y, penosamente, pocas veces la nueva versión va acompañada de mayor información. Por el contrario, la copia suele arrastrar un deterioro significante en su calidad (tiempo-espacio).

Ni qué hablar de las imágenes. Las réplicas de ellas (originales e intervenidas) emergen de a millones por día en todo el mundo. Tal es el caso, que el motor de búsqueda número uno del mundo, con una herramienta que posibilita arrastrar imágenes a su barra de búsquedas, permite visualizar todas las copias que existen de una imagen y detallar en qué páginas web se encuentran y en qué tamaño.

Evidenciando todo esto, aún cuesta entender cómo algunos se preguntan ¿Por qué están en tela de juicio los derechos de autor en internet? Si tan sólo hubiésemos recordado los dichos del maestro en la escuela cuando nos decía: "Chicos, citen las fuentes de información que utilizan. Nombre del libro y el autor, editorial, etc." ¿O será que lo recordamos y sencillamente por lidiar con otro formato pensamos que estamos exentos de dichas obligaciones?

¿Ustedes qué opinan, considerados lectores?

 

Anexo

Comparto una guía para citar bibliografía realizada por la Biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid. Si bien está pensada para una instancia extremadamente exigente como es la redacción del Trabajo Final de Grado en el ámbito académico, considero que podemos aprovechar de ella importantes consejos para nuestras citas en la redacción.

 

up
Images
up
+ Add a Comment


Recently Published Knowledge

Development by dbinario - Designed by miln3